Skip to content

Lito y La Boca en tiempo de inmigrantes

Mi padre llega del Giovinazzo, Bari. En el ‘29 llegan mi mamá y mi hermana mayor. Diez años después falleció mi padre y quedamos seis hermanos con mi madre. Vivíamos en un conventillo. Todos salíamos a trabajar. Yo hacía el…

Leer más

Abel en el Conventillo de la Paloma

Abel llegó de Chaco a los 15 años. Empezó a trabajar en un taller de autos y hoy hace más de 40 años que continúa viviendo en el barrio. Siempre fue amante de los lugares populares con historia, y es…

Leer más

Sabina. De Italia a un conventillo de La Boca

{en perfecto cocoliche} …yo llegué de Molfetta en el año ‘50, en el barco ‘Castel Verde’. De Napoli a Messina, Génova, Lisboa, Dakar y llegamos a Brasil. Vimos el Cristo y todos contentos. Santos, Montevideo y luego Buenos Aires. Vivíamos…

Leer más

Solange. De Montevideo a La Boca

Vivo en La Boca hace 35 años. Vine de Montevideo por cuestiones políticas y económicas. La Boca, era lo más parecido, lo que más tenía que ver con mi idiosincrasia, por la forma de ser de la gente. Acá me…

Leer más

Antonio y su llegada al Conventillo Altos de Moiso

“Nací en Santa Fe, trabajé en La Forestal inglesa, fui boyero y amansador de animales. Llegué a Buenos Aires en 1950. Enseguida recalé en San Telmo alquilando una pieza en una casa de familia. Vivíamos tres como en un calabozo.…

Leer más
Volver arriba