Saltear al contenido principal

Hasta tanto agarre la teta

  • No podés obligar al bebé a que tome, por lo que la mejor receta es ser paciente hasta que acepte. No hay que desesperar ya que hay «huelgas» que pueden ser muy prolongadas.
  • En tanto no tome, tenés que vaciar las mamas, de esa manera no disminuye la cantidad.
  • Si acepta uno solo, bienvenido. Tomará de él todo lo que necesite. Pero hay que vaciar el otro pecho.
  • Encontrar el mejor momento y lugar parece la mejor solución para que vuelve a tomar: después de bañarlo, en una situación relajada, o tirados en la cama… y obviamente sin distracciones.


Volver arriba