Saltear al contenido principal

Controles del embarazo

El control periódico del embarazo desde el primer trimestre permite evitar muchos problemas para la mamá y el bebé, tanto en el momento del parto como más adelante. También hay que controlarse si ya se han tenido otros hijos, porque cada embarazo es único.

La manera más sencilla de hacer los controles es tomar contacto con el centro de salud más cercano y visitarlo regularmente. Allí se le abrirá a la embarazada una historia clínica y también se le entregará el «Carnet Perinatal», donde se anota el resultado de cada control: el peso y la talla de la madre, la altura uterina, la tensión arterial y las vacunas aplicadas, entre otros datos.

Para un embarazo de bajo riesgo, se recomienda un mínimo de cinco controles, empezando desde el primer trimestre.

Volver arriba